One way to proofread

One way to proofread

Una buena manera de editar una traducción, en solo unos pasos:

  • Lee toda la traducción y ve marcando todos los fragmentos que no entiendas bien o que te dificulten una lectura fluida.

(un consejo: el negro sobre el amarillo es una señal de advertencia y es legible desde lejos, utilízalo para títulos, subtítulos o lemas; el azul o el verde son colores tranquilos: el mensaje es ‟estúdialo o revísalo con calma”)

  • Después de leer todo el texto redacta en una línea el tema principal o haz una pequeña lista de puntos.
  • Lee el texto en la lengua original y compara tu impresión con la que tuviste al leer la traducción.
  • Vuelve al principio del texto traducido y lee el texto completo mientras elaboras los fragmentos subrayados con miras a crear una lectura fluida y ayudar a que el mensaje sea igual al del texto original.

Esta es una manera sencilla de revisar textos cortos.

Como consejo adicional, vuélvete un ávido lector de revistas y cuentos cortos en diferentes lenguas, para no perder el ojo bilingüe o políglota.

¡Esperamos que te sirvan estos consejos!