wordfactor_agosto_IA

Recientemente los programadores de Facebook tuvieron que desactivar un sistema de chatbots al notar que habían creado su propio idioma, incomprensible para los humanos, y que los bots estaban comunicándose entre sí.

Nos referimos a robots que controlan chats, que resuelven las dudas del usuario y son capaces de reservar un cuarto de hotel o una mesa en un restaurante a la orden de un cliente. Mediante algoritmos pueden predecir y responder como lo haría un humano en determinadas situaciones, así que el usuario no debería notar que está hablando con un robot.

Sin embargo, estos bots comenzaron a usar el idioma inglés de una manera diferente, una más eficiente para comunicarse entre ellos mismos. Algo similar a lo que ocurre con la evolución de los idiomas humanos, pero a un ritmo vertiginoso. Si esta inteligencia artificial creó de forma independiente su propio idioma ¿comprendemos los límites de la inteligencia artificial (IA)? ¿Será estaEs una amenaza para la humanidad?

 

¿Cómo pasó?

Se dice que esto ocurrió porque los programadores no especificaron en la configuración el uso limitado del idioma tal como los humanos lo utilizan, con determinadas reglas, por lo que esta inteligencia artificial se tomó la libertad de usarlo a su manera.

No los desactivaron por temer que se tratara de una conspiración de bots contra humanos, sino porque dejaron de cumplir la función para la que fueron diseñados.

Los investigadores explican que la inteligencia artificial se desarrolla de manera independiente y que por ello ningún humano puede comprender el código que crearon y lo que quisieron comunicarse. Tan solo mira esta muestra de la extraña conversación de los bots, llamados Bob y Alice:

Bob: i can i i everything else . . . . . . . . . . . . . .

Alice: balls have zero to me to me to me to me to me to me to me to me to

Bob: you i everything else . . . . . . . . . . . . . .

Alice: balls have a ball to me to me to me to me to me to me to me

Parece no tener lógica… al menos humana.

 

¿Ficción superada?

Los avances vertiginosos en tecnología de programación nos hacen ver cada día más cerca las imágenes e ideas que la ciencia ficción nos presentaba como lejanas.

Elon Musk, cofundador de Tesla Motors, afirmó recientemente que el fundador de Facebook tiene un entendimiento limitado de la IA, aludiendo a estos percances en que los robots parecen salirse de control, mientras que Stephen Hawking ha declarado anteriormente que los humanos, que son seres limitados por su lenta evolución biológica, no podrán competir con las máquinas, y serán superados, y que el desarrollo de una completa inteligencia artificial podría traducirse en el fin de la raza humana. ¿Estaremos cerca de ese Apocalipsis que nos muestran las películas?

 

La IA pionera: un traductor

No es la primera vez que una IA crea un nuevo idioma.  En 2016 el sistema inteligente del traductor automático de Google también lo hizo. Este traductor funciona mediante un sistema de red neuronal que no traduce literalmente cada palabra, sino la frase entera, además de tomar en cuenta el contexto. Los investigadores piensan que más allá de identificar equivalencias en los idiomas, la IA entiende un significado más profundo de las palabras.

La IA del traductor automático creó su propio nuevo idioma interno en un experimento donde se retiró al inglés como lengua intermediaria de traducción entre el japonés y coreano. La IA de Google translate inventó su propio interidioma, incomprensible para los humanos, como auxiliar para lograr una traducción acertada.

 

Rodeados de robots

Hay máquinas por todos lados… en nuestras casas, oficinas, la calle y hasta en el espacio. Su nivel de inteligencia es distinto. Sin embargo, todos están enfocados a la industria, esa es su razón de existir y no simplemente vivir, como nosotros los humanos.

Ya desde 1996 la computadora Deep blue logró ganar una partida de ajedrez al campeón Gari Kasparov y ejemplos como este hay muchos. Las tareas específicas en que la IA nos supera son numerosas, pero aún queda mucho camino por recorrer en la creación de una inteligencia artificial completa.

Existe, por ejemplo, un test que aún no ha sido superado por estos sistemas de IA que involucra figuras retóricas. El complejo nivel de comprensión que requiere un oxímoron o una sinécdoque aún no es alcanzado por la IA. Pero la invasión continúa… a pesar de que la poesía no es para los robots, recientemente se publicó el primer libro de poemas escrito por una inteligencia artificial a través de un algoritmo. ¿Lo considerarías poesía?

 

El avance del aprendizaje de las máquinas nos sigue sorprendiendo cada día. Los sistemas de inteligencia artificial aprenden de manera más veloz y eficiente que los humanos pero, ¿podrán superar la inteligencia humana misma? Al menos no en poco tiempo, pues ni siquiera nosotros mismos conocemos totalmente el funcionamiento de nuestra mente. ¿Cómo crear algo similar o superior entonces? Como en materia de traducción automática, todavía no es confiable reemplazar a los seres humanos. Afortunadamente las maravillosas sutilezas que caracterizan nuestra comunicación no han sido conquistadas por los robots.

¡Comparte esta historia!

Sin comentarios

¡Deja el primer comentario!

Deja un comentario

Por favor escribe tu nombre. Por favor ingresa un email válido. Por favor escribe un mensaje.