Miami-WF

Este año miles de traductores volamos a la ciudad de Miami, Florida para asistir a la Conferencia número 56 de ATA. La American Translators Association, cada año invita a miles de traductores alrededor del mundo para reunirse a compartir ideas, consejos y conocimientos sobre cómo mejorar nuestro negocio.

Asistieron traductores de más de 15 idiomas distintos, pero el inglés, como es de esperarse, era el puente más concurrido para la comunicación. Hubo más de 200 sesiones para elegir, con temas que variaban desde conocimientos prácticos de software para traducciones, hasta consejos para traducir temas de guerra y violencia.

Con solo leer los títulos de las sesiones en la conferencia se notaron dos tendencias principales…

No cabe duda que la mercadotecnia inunda el mercado de la traducción, en sus formas de localización o transcreación. Hubo un auge de información sobre cómo hacer marketing como traductor y la creatividad que se exige en estos días para traducir cualquier texto. Cada vez es más claro que la lengua es un componente local y regional, y los mensajes ya no apuntan hacia el corazón del lector, sino hacia sus sentidos, que mercadológicamente hablando, son las necesidades del consumidor.

Por otro lado, la interpretación está creciendo en otros sectores, quizás debido al aumento de la comunicación escrita con al auge de la web. Un consejo a aquellos intérpretes peritos, especialistas en textos legales: ¡A traducir para NGO y departamentos de migración! Se necesita mucha ética y seriedad, y contrariamente al mercado de la transcreación, la fidelidad e invisibilidad del traductor son muy importantes en este creciente sector.

En términos generales, el mercado para la interpretación está en los aeropuertos, las salas de migración y los tribunales, donde la imparcialidad es esencial; mientras que el mercado de la traducción crece hacia la creativa regionalización de anuncios.

Un ambiente para Networking

La ciudad de Miami, mayormente bilingüe (inglés o español), con un clima de 26°C dio el ambiente propicio para que los traductores e intérpretes se sintieran tan a gusto que la convivencia, el intercambio y las ideas tomaran el evento. ATA aprovechó los paisajes y el ambiente tropical de Florida para organizar deliciosos desayunos en la terraza del Hyatt Regency, con vista a la bahía. La comodidad de sentarse a platicar frente al mar, bajo la tenue luz del sol —ni muy frío el aire, ni muy caliente el tiempo— fue una invitación para platicar anécdotas en el idioma que sea, pues la comunicación nunca fue un problema.

¡Comparte esta historia!

Sin comentarios

¡Deja el primer comentario!

Deja un comentario

Por favor escribe tu nombre. Por favor ingresa un email válido. Por favor escribe un mensaje.