wereable

La realidad supera a la ficción si de tecnología se trata. Día con día salen a la luz innovaciones que podrían parecernos inverosímiles o lejanas y que, sin embargo, ya forman parte de nuestra vida cotidiana y modifican nuestra manera de comunicarnos. Tal es el caso del nuevo intérprete artificial llamado Ili: un diminuto dispositivo de traducción automática portátil. Un compañero ideal en el extranjero.

 

Anatomía de Ili

Imagina un artefacto al que le hablas en un idioma e inmediatamente, con una voz amable, reproduce tus palabras en un idioma distinto. Tal es la tecnología de Ili: basta con oprimir un botón y expresarte para que registre tu voz y haga llegar tu mensaje a otras personas con quienes no compartes idioma.

Con dimensiones menores a las de un teléfono móvil, Ili está equipado con un micrófono dual que aísla el ruido exterior para captar tu voz nítidamente, una potente memoria interna que almacena su vocabulario y un altavoz para escuchar la reproducción de tus palabras traducidas casi simultáneamente, pues interpreta las frases solo 0.2 segundos después de habérselas dictado.

 

¿Wearable?

Ili forma parte de una ola extensa de productos conocidos como wearables: dispositivos electrónicos que no solo son portátiles también son “vestibles” o “llevables” al integrarse a nuestro cuerpo.

Encontramos ejemplos de esta modalidad tecnológica en los tenis deportivos con GPS integrado o en los relojes que miden el ritmo cardíaco, ¡el tatarabuelo de estos artefactos sería el reloj de pulsera análogo! Una laptop, por ejemplo, es una computadora portátil pero no es “vestible”, pues no cuenta como indumentaria.

Ili es considerado wearable porque es tan ligero que puede llevarse colgado al cuello. Se convierte así en un sofisticado collar usado para comunicarse. Una joya tecnológica en sentido estricto.

 

No Wi-fi required

Una de las grandes ventajas de Ili es que no necesita conexión a internet para funcionar. Lleva todo lo necesario consigo. Puedes usarlo en medio de la selva y, mientras tengas batería, no te abandonará. Sin embargo, su capacidad aún es limitada y por ahora solo puede ser trilingüe, es decir, no contiene más de tres idiomas en su memoria.

Este año estará disponible en inglés, japonés y chino. En su segunda versión se incluirá el francés, tailandés y coreano, mientras que la tercera hablará también italiano, español y árabe. Además, los creadores planean agregar más idiomas en un futuro según la demanda del mercado.

 

Viajero aliado

Ili será un excelente compañero de viaje en el extranjero debido a la naturaleza de su diseño. Fue pensado para turistas y por ello contiene primordialmente vocabulario viajero.

He ahí la razón por la cual no podría ser mejor amigo que el intérprete profesional humano.

Este intérprete artificial identifica unas 5000 frases coloquiales, pero no resulta funcional en circunstancias donde el lenguaje se use de manera más compleja y formal.

Eso sí: Ili podría salvarte estando en un país donde no hablas ni pizca del idioma oficial, en una estación de trenes, un restaurante o un hotel, por ejemplo. Pero no posee vocabulario para ser eficaz en una reunión de negocios ni esperes contar con Ili para traducir un poema.

 

Amigo patentado

El pequeño Ili fue pensado por una compañía japonesa llamada Logbar, su CEO, (Takuro Yoshida) y su socio (Takayuki Yamazaki). Su filosofía versa en crear nuevas oportunidades de comunicación a través de tecnología innovadora y presentaron un prototipo de Ili desde el 2016 en una reconocida feria tecnológica que se realiza anualmente en Las Vegas.

Se espera que Ili sea lanzado a la venta en junio de 2017 y su precio estimado ronda los 200 dólares. Ya existe, por cierto, una lista de espera para adquirirlo en la página oficial.

 

Los traductores automáticos e intérpretes artificiales están siendo afinados cada vez con mayor precisión. Sin embargo, aún no tienen la capacidad de percepción de sutilezas del pensamiento y la emoción humanos. Las posibilidades expresivas y creativas del uso del lenguaje son tan vastas que hoy en día solo otro ser humano puede comprenderlas y transmitirlas. De acuerdo, Ili puede salvarte en un país extranjero, pero tú puedes salvar tu neuroplasticidad desde ahora aprendiendo otro idioma y son muchos otros los beneficios. Sin duda la apropiación del conocimiento en materia de lenguaje sigue siendo invaluable y apasionante. ¿No crees? La necesidad es tan grande que el hombre debe inventar nuevas tecnologías para lograr comunicarse… o bien ¡aprender otro idioma!

 

¡Comparte esta historia!

Sin comentarios

¡Deja el primer comentario!

Deja un comentario

Por favor escribe tu nombre. Por favor ingresa un email válido. Por favor escribe un mensaje.