costos-traduccion

 

Supongamos que tienes un texto y necesitas que alguien lo traduzca por ti. Después de preguntarte dónde encontrar a un traductor y en cuánto tiempo estará listo el trabajo, probablemente comiences a indagar cuánto te costará el servicio. Tenemos algo qué decirte: el costo de una traducción depende de una amplia variedad de factores, así que, la mayoría de las veces, la cotización que recibas será exclusiva para tu documento. ¿Cuáles son estos factores? La lista empieza justo aquí:

 

La persona que lo hace

¿De verdad necesitas a un profesional? Depende de la calidad que requiera tu documento. Jamás será lo mismo contratar a un traductor con una trayectoria que lo respalde, que pedirle a tu sobrino que estudia inglés que traduzca tu libro.

Un traductor profesional tiene experiencia suficiente para evitar errores que no cualquiera detectaría, se asegura de hacer entregas puntuales y garantiza la calidad de su trabajo. Estas características son de suma importancia si quieres que tu mensaje llegue bien al destinatario, de otra manera te arriesgas a que se cometa uno de estos errores históricos, ¡lleve tu firma!

 

La extensión… versus la urgencia

Por supuesto, la extensión del texto nos da una gran pista para calcular el costo de una traducción. Es diferente traducir una carta de negocios que una novela, y de hecho hay muchos profesionales que cotizan por palabra. Pero el factor de la extensión está estrictamente ligado al tiempo que el traductor tiene para hacer su trabajo.

Aunque en apariencia un texto contenga pocos párrafos, dedicar atención y aplicar conocimientos para traducirlo requiere del tiempo suficiente, además de revisiones posteriores y un margen para hacer correcciones, propias o por petición del cliente. Una vez definida la extensión, alguien con experiencia siempre tomará en cuenta la fecha de entrega para cotizar, y en el caso de urgencias, el precio será más alto que el normal.

 

La importancia del documento

De acuerdo, la extensión es un factor importante para calcular el costo de una traducción, pero menos (texto) no siempre es más (barato ni sencillo). Pensemos en el caso de un acta de nacimiento que necesita presentarse ante autoridades extranjeras. Al ser un documento oficial, para que sea válido debe tratarse de una traducción certificada, y esto quiere decir que requiere otros procesos que hacen que su precio aumente en comparación con una página cualquiera.

Lo mismo sucede con los textos publicitarios, proyectos de comunicación a gran escala o documentos diplomáticos. La precisión que requieren es tal, que el traductor debe tener conocimientos técnicos específicos, y por lo tanto, el costo de la traducción será más alto.

 

El grado de dificultad

Y hablando de conocimientos específicos, no cualquiera puede traducir al ruso un comunicado sobre los avances de la NASA en tecnología espacial. Sin duda, tendría que ser o un ingeniero de ese rubro, o un fanático de los cohetes bien versado en el tema, que además fuera un impecable y discreto traductor.

El perfil cuenta mucho al momento de asignar un trabajo con dificultades técnicas, así como el lenguaje de origen o destino. El costo de una traducción puede variar también de acuerdo a estos factores, sin siquiera conocer la extensión o la fecha límite de entrega.

 

Los tecnicismos

Hay traductores que pasan gran parte de su carrera especializándose en una industria, y su profundo conocimiento de los tecnicismos y jerga de la misma les traen grandes recompensas. Si el texto que necesitas traducir contiene términos que solo pueden interpretarse en el contexto de tu ámbito, considera que el costo será un poco más alto por la contratación de ese experto.

 

Gracias por llegar al final de este artículo. Seguramente, ahora tienes mucho más claras las razones de la cotización que recibiste de parte de un traductor profesional. En Word Factor nos dedicamos, entre muchas otras cosas, a entregarte exactamente la traducción que requieres conforme a la promesa que hacemos en nuestra cotización, y cualquier duda que tengas, ¡estamos para responderla!

¡Comparte esta historia!

Un comentario

  • Élsida Chávez  marzo 23, 2017 a las 07:54

    Hola. Me parece muy completo el mensaje reseñado; soy Docente de idiomas, por lo cual estoy totalmente de acuerdo con lo antes expresado. Una traducción es un proceso de toma de decisiones, que va más allá de lo meramente lingüístico, es decir, que deben tomarse en cuenta la intención de quien escribe el texto, el análisis discursivo, el público a quien va dirigido (tecnicismo), e incluso el aspecto cultural en L2. De esta manera el mensaje debe llegar de manera clara, estructurada y adecuado a las necesidades y requerimientos del lector.

    Responder

Deja un comentario

Por favor escribe tu nombre. Por favor ingresa un email válido. Por favor escribe un mensaje.