Word-Factor-Localizacion-adaptacion

A la izquierda las pirámides de México, a la derecha las pirámides de Egipto: dos mundos distintos pero una misma conciencia…

Localizar quiere decir adecuar un mensaje a tu propia cultura de una manera clara y ordenada. Hacer una composición adecuada para que un mensaje encaje dentro de una gama de connotaciones distintas. Todos los días, todos los hablantes enfrentamos dilemas en el lenguaje o usamos préstamos de otros idiomas. El internet o la internet (que por gramática sería el, y por teoría de la traducción con base en el significado de net, sería la), la globalización y la cantidad de productos extranjeros nos obligan a modificar la lengua y usar palabras extranjeras. ¿Será que como el latín, el inglés nos está cambiando el idioma?

La formalización de este proceso histórico-lingüístico podría estar en la localización. Todos vivimos haciéndolo, pero: ¿Qué es localizar, adaptar y traducir?

Pongamos un ejemplo: Cuando salimos de viaje por lo general tomamos fotografías del lugar que visitamos. La finalidad es recordar el lugar. El público podría ser la familia o los amigos o uno mismo. La inspiración es algo personal: la necesidad de recordar el lugar o de mostrarlo a los demás.

Cuando vemos la fotografía platicamos sobre la situación y nuestros sentimientos. Usamos palabras extranjeras tanto por credibilidad como por realidad. Estamos transfiriendo nuestras ideas y sentimientos frente a otra cultura y queremos transmitirlos a un público que conoce nuestra propia cultura, pero quizás nunca ha ido al lugar donde tomamos la fotografía. Esto es similar a traducir.

Mise en scène (Puesto en escena):

In this photograph Megg comes and tells me: ‟You are getting terribly tanned”. So I switch the camera to me, and take a selfie. ¡I had not noticed how tanned I was until I saw the selfie! Hahaha. It’s all over my Facebook, in case you want to take a look at it.

Adaptar: ¡En esta foto ni me había dado cuenta de que me estaba tatemando! Megg llega y me dice: ‟Mírate nada más, estás bronceadísimo”. Entonces me volteo y me tomo una selfie, y cuando la vi me di cuenta de qué tan quemado estaba. La subí a mi Facebook como 15 veces, por si la quieren ver.

La adaptación siempre se ha definido como la manera más coloquial de traducir, es muy similar a la transcreación, que es criticada por el sello traductor que adapta el mensaje a su propia perspectiva.

Traducir: En esta fotografía Megg se acercó a mí y me dijo: ‟Te estás bronceando mucho”. Moví la cámara hacia mí para tomarme un retrato (selfie). ¡No me había percatado de lo bronceado que estaba hasta que vi la fotografía! Está en mi página de Facebook, es muy visible, por si quieren visitarla para ver el retrato.

Traducir es profesional, pero cada vez pierde más público.

Localizar: Cuando estaba tomando esta foto Megg vino a decirme: ‟Oye, te ves muy bronceado”. Me tomé una selfie para ver mi cara, y cuando vi la foto me di cuenta de qué tan bronceado estaba. La subí a mi perfil de Facebook, por si la quieren ver.

Con un poco más de formalidad, solo se trata de adecuar el mensaje; y no de traducir palabras. En algunos casos (por ejemplo en casos de estudio de mercado, o en anuncios) es necesario adaptar el nombre Megg a uno familiar en español.

Asómate a tu Facebook, tu celular, tus aplicaciones, tu cuenta de google, etc. y verás que todo el tiempo estamos adaptando, traduciendo, localizando, transfiriendo y tomando palabras prestadas (o adoptadas) de otros idiomas. La localización es parte de nuestro mundo.

¡Comparte esta historia!

Sin comentarios

¡Deja el primer comentario!

Deja un comentario

Por favor escribe tu nombre. Por favor ingresa un email válido. Por favor escribe un mensaje.