stress

Liderazgo eficaz. Si eres líder de algo en tu equipo, intenta concentrarte en la responsabilidad, la rendición de cuentas y el respeto amigable (la simpatía), y no te esmeres en ser un guía turístico (muy relajado por miedo a ser un tirano) ni un guía espiritual (muy dado a verlo todo personal) de los miembros de tu equipo. No compares el trabajo entre empleados; cotéjalo con un estándar definido y siempre con miras a encontrar lo mejor de cada labor que cada individuo ha hecho. No hay mejor incentivo que siempre reconocer algún logro y eso te ayuda a siempre aprender algo de los demás que puede ayudarte en la toma de decisiones que involucran a todo el equipo.

Membresía. Si eres un empleado que por lo general recibe instrucciones, debes sentirte parte del equipo. La colaboración o el hecho de que seas un miembro más de la familia te ayuda a estar seguro de ti mismo: que por algo estás en ese equipo. Es decir, misma tarjeta de presentación = ‟mismo apellido” = misma casa = siéntete cómodo…

Disciplina y organización. Ten tu rutina y vela como ir a ejercitarte al parque. Si te cansas de trotar, camina; si te sientes con más energía corre.

¡Comparte esta historia!

Un comentario

  • Paulina  julio 21, 2016 a las 12:59

    That’s cleared my thoughts. Thanks for coiugibttnnr.

    Responder

Deja un comentario

Por favor escribe tu nombre. Por favor ingresa un email válido. Por favor escribe un mensaje.