traductor-freelancer

Si trabajas como intérprete o traductor independiente seguro disfrutas la libertad de manejar tus propios horarios y elegir tus proyectos, pero también sufres la recurrente sequía económica y de trabajo, e incluso te has forzado a hacer trabajos que no quieres, ¿cierto? Pues bien, ya no basta con ser bueno en lo que haces.

La competencia actual en la apasionante tarea del traductor y del intérprete obliga a buscar la mejora constante no sólo para conseguir más proyectos de trabajo de tu interés, sino para cotizarse* mejor. ¿Cómo puedes lograr esto?

 

  1. Especialízate. ¿En qué tema eres particularmente bueno, o cuál te gustaría conocer a fondo? Especializarte en un nicho, y particularmente en uno poco común, te brinda la oportunidad de ser el mejor en tu área, el más solicitado es porque es experto en ello.

 

  1. Define tu target. ¿quiénes pueden ser tus clientes? Ubica a quién puedes ofrecer tus servicios.

 

  1. Conoce detalladamente a tus clientes. Una vez ubicado tu target investiga todo lo que puedas sobre tus potenciales clientes: su estilo de vida, cuánto pueden pagar, y si ya tienen una alternativa para el servicio que ofreces, cómo puedes mejorar lo que tu competencia le brinda.

 

  1. Desarrolla un plan de marketing. No tiene que ser muy complejo. Planea estrategias y acciones concretas para llegar a donde quieres.

 

  1. Busca qué te diferencia de tu competencia. Usa la USP (Unique Selling Proposition).

 

  1. Invierte en tener tu propia página web. Aprende cómo crear una o intercambia tus servicios con un desarrollador de páginas web.

 

  1. Además del punto anterior, tener contacto con desarrolladores web abre una puerta de trabajo, pues muchas empresas buscan tener su página en más de un idioma.

 

  1. Asiste a eventos de marketing como congresos, conferencias, etc. Mantente informado de estas actividades en tu ciudad.

 

  1. Conoce y utiliza SEO (Search Engine Optimization u Optimización para Motores de Búsqueda).

 

  1. Apuéstale a la publicidad por correo. Para crear listas de email marketing existen herramientas como Mailchimp.

 

  1. Regístrate en directorios de freelancers en línea.

 

  1. Escribe un blog sobre traducción.

 

  1. Ten una cuenta en Pinterest. Crea tableros del interés de tus clientes y de tu especialización.

 

  1. Sigue los blogs de otros traductores e intérpretes.

 

  1. Crea tu página de empresa en Facebook.

 

  1. Tu nombre es tu marca, así que cuida la impecabilidad de todos tus trabajos en tiempo y forma.

 

  1. Usa herramientas para encontrar y generar contenidos como Scoop.it, List.ly, etc.

 

  1. Participa respondiendo preguntas sobre tu área en sitios como Quora.com, Google Communities y Grupos de Facebook.

 

  1. Hazte publicidad impresa.

 

  1. Busca la profesionalización.

 

  1. Recuerda: los proyectos mejor pagados son los más especializados. Ejemplos: industria farmacéutica, campo jurídico, bancario, lenguaje de programación, etc.

 

  1. Cuando tengas muestras de calidad de tus traducciones, puedes incrementar tus precios.

 

  1. Pide recomendaciones a tus clientes anteriores, tanto de boca en boca como en Linkedin.

 

  1. Ubica dónde puedes encontrar tus posibles clientes. Ve por ellos con una buena estrategia.

 

  1. Busca empresas que requieran tus servicios. Recuerda: ¿cuál es el plus que tienes para ofrecer?

 

  1. Hazte presente en las redes sociales: Facebook y Twitter son las clásicas, pero revisa cuáles necesitas; no todas sirven para todos.

 

  1. Considera hacer un video promocional, hacer que te entrevisten, o incluso tener un videoblog.

 

  1. ¡Lee! Revistas sobre tu campo, noticias, etc. Mantente actualizado.

 

  1. No subestimes tu lengua materna junto a tu segundo idioma; por el contrario, conócela cada día mejor. Una buena forma es leer textos clásicos de tu idioma y novelas de autores de prestigio.

 

  1. Investiga el origen de las palabras. Conociendo sus raíces, aprenderás más fácil otras lenguas emparentadas.

 

  1. Crea muchas alianzas con otros profesionales que puedan requerir de tu trabajo o afines a tu área.

 

  1. Programa muy bien tus tiempos. Ser freelancer requiere más disciplina y organización que trabajar de fijo.

 

  1. La disciplina viene del amor por lo que haces.

 

  1. Conoce las asociaciones de traductores de tu ciudad.

 

  1. No aceptes un trabajo que no podrás cumplir en tiempo, cuida tu reputación.

 

  1. Estudia redacción y corrección de estilo para elevar tu nivel de calidad.

 

  1. Certifícate.

 

  1. Ve al corriente con Hacienda. Pagar tus impuestos a tiempo te puede ahorrar multas e incluso puedes ganar bonos.

 

Para aumentar tus ingresos como traductor freelancer definitivamente también se requiere paciencia. Quizás de 100 puertas que toques solo te abrirán 5. Sin embargo, con el tiempo, cultivando la excelencia en tu trabajo y gracias a un buen plan de marketing y a la recomendación de boca en boca, seguro se te redituará todo lo invertido y más. La calidad tiene todo que ver con la pasión por tu trabajo, así que no dejes de interesarte por mejorar cada día.

¡Comparte esta historia!

Sin comentarios

¡Deja el primer comentario!

Deja un comentario

Por favor escribe tu nombre. Por favor ingresa un email válido. Por favor escribe un mensaje.